Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto

¿Estás embarazada? Es el momento de cuidar de tu boca

  • 07/11/2017
  • Posted by: Superadmin

¿Estás embarazada? Lo primero es felicitarte y animarte. Se presentan unos meses de cambios en tu cuerpo, que también tienen su reflejo en la boca. Si es importante cuidar de nuestra salud bucodental durante todo el año, en el caso del embarazo hay que poner más atención si cabe.

Te contamos por qué y cómo.

Riesgo de enfermedad dental durante el embarazo 

El embarazo supone una serie de grandes cambios hormonales, que se ven reflejados en el físico y en el comportamiento. Estos cambios provocan también mayor riesgo de caries y de contraer algún tipo de enfermedad en las encías.

Por eso es recomendable que las mujeres embarazadas soliciten una revisión con el dentista en cuanto se enteren del hecho. Es más, incluso es aconsejable que las mujeres que planeen quedarse embarazadas, se sometan antes a una revisión bucodental para descartar posibles problemas y hacer frente a los que se detecten en ese momento y ponerles tratamiento antes de la gestación.

¿Qué problemas surgen en el embarazo y por qué?

Cada vez son más los estudios que confirman que las enfermedades periodontales tienen relación directa con los nacimientos prematuros y los casos de recién nacidos con bajo peso.

Con los cambios hormonales que produce la gestación, aumenta el fluido sanguíneo y esto hace que las mujeres embarazadas sufran a menudo de mayor sensibilidad de encías e incluso sangrado, gingivitis.

Además, si sufre de náuseas o vómitos, asociado al mayor consumo de azúcar, provocan un cambio en la composición del PH de la saliva, volviéndose más ácida. Esto genera caries y enfermedad de las encías. 

¿Cuáles son las enfermedades bucodentales que se pueden presentar durante el embarazo? 

  • Gingivitis: encías inflamadas, enrojecidas, sensibles o sangrantes son indicativo de esta enfermedad.
  • Periodontitis: cuando la gingivitis se agrava, puede llegar a convertirse en una periodontitis y llegar a una infección.
  • Caries: los ácidos atacan y descomponen el esmalte dental, dañándolo. Los altos niveles de acidez en la boca aumentan el riesgo de sufrir caries.
  • Dientes que se mueven: los niveles de las hormonas progesterona y estrógeno suben sus índices durante el embarazo. Esto afecta a los huesos y tejidos, por lo que puede provocar que los dientes se aflojen.
  • Caída de piezas dentales: si la caries o la enfermedad de las encías se agrava, se corre el riesgo de perder incluso las piezas dentales afectadas.

Recomendaciones para el cuidado de la boca durante el embarazo

Estas son las recomendaciones básicas que las mujeres embarazadas deberán seguir:

  • Cuidar la alimentación: mantener una dieta equilibrada.
    Una buena dieta es esencial, tanto para la salud de la madre, como del bebé. Por eso, es necesario prestar atención a la ingesta suficiente de alimentos ricos en vitaminas A y D y minerales como el calcio y el fósforo. Éstos ayudarán a la buena formación de los huesos del feto.
  • No abusar de los azúcares. Éstos convierten la placa dental en más agresiva y el azúcar provoca ácidos que atacan el esmalte dental.
  • Mantener una buena higiene bucodental. Limpiar los dientes después de cada comida con cepillos suaves, para no irritar las encías; poner también especial atención a la limpieza de la lengua. Además, usar el hilo dental para evitar la acumulación de restos de comida entre los dientes.
  • Acudir a una revisión odontológica para detectar posibles anomalías y revisar las encías. Especialmente si las encías se encuentran inflamadas o sangran.

Visitas al dentista durante el embarazo

Como hemos dicho, recomendamos visitar al dentista antes incluso de quedarse embarazada y hacer una revisión bucodental completa cuando se esté programando un embarazo.

Cuando el proceso de gestación sea ya una realidad lo mejor es solicitar una cita con el odontólogo entre el cuarto y el sexto mes del embarazo.

Durante las doce primeras semanas de gestación se evita, a menos que sea absolutamente imprescindible,  en lo posible someter a la paciente a radiografías, anestésicos, tratamientos etc para evitar cualquier tipo de riesgo o complicación.

Y las últimas semanas de gestación es posible que la embarazada presente mayores signos de cansancio e incomodidad, por lo que también se intentan evitar las visitas a la consulta.

Es, por tanto, el segundo trimestre el más indicado para revisar que todo vaya bien. Aunque, por supuesto, ante cualquier signo de alarma, dolor, sangrado excesivo o molestia, lo mejor es consultar al odontólogo.

En todo caso, la mujer embarazada debe advertir de su estado en el momento de concertar la cita, para que en consulta lo tengamos en cuenta.

Compartir

 
10 principios de la atención bucodental que no puedes dejar pasar
17/08/2018Leer Más
Horario especial durante el mes de agosto
30/07/2018Leer Más
Principales complicaciones en la boca de los tratamientos contra el cáncer
20/07/2018Leer Más
¿El cloro de la piscina afecta a mis dientes?
04/07/2018Leer Más