Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto

¿El cloro de la piscina afecta a mis dientes?

  • 04/07/2018
  • Posted by: Admin

¿Afecta el cloro de las piscinas a la salud bucodental? Es una pregunta muy frecuente entre la población, sobre todo ahora que tenemos el verano a la vuelta de la esquina. Por esta razón, vamos a contarte todo lo que debes saber sobre el efecto de los componentes del cloro en los dientes.

El pH del agua contra el pH de nuestro cuerpo

El cloro contiene sustancias químicas que permiten que el pH del agua de las piscinas sea el adecuado para un correcto baño. Sin embargo, el pH resultante es más alto que el que tenemos usualmente en nuestro cuerpo, lo que podría conducir a alteraciones en el organismo, incluidos los dientes.

El sarro de los nadadores

La natación es uno de los deportes más completos, ya que tonifica brazos, piernas, etc. No obstante, debido a que los nadadores pasan mucho tiempo en el agua con cloro, sí que suelen presentar unos niveles de sarro más altos que la mayoría de gente. Esto es conocido como el sarro de los nadadores, pero, como hemos dicho, se forma por la exposición continuada a los componentes del cloro y no afecta a la población en general.

Entonces, ¿cómo afecta el cloro si no soy nadador profesional?

Para que el cloro afecte al esmalte o las encías, deberías pasar en el agua unas seis horas al día. Por esto, no deberías preocuparte por un exceso de sarro o por un desgaste excesivo del esmalte mientras te bañas.

La exposición controlada al cloro no es más que una anécdota que no repercutirá gravemente en tu salud bucodental, por lo que podrás refrescarte en los días de agobiante calor sin estar pendiente por sus efectos en tu boca.

¿Cómo puedo proteger mis dientes contra el cloro?

Como hemos dicho, si tu contacto con el cloro se reduce a unos días en la piscina sin estar más de 6 horas, no es necesario que pongas excesivo miramiento en cuidar la boca. No obstante, está muy bien que te preocupes para que el mínimo daño que pueda producir el cloro se reduzca a nada. Si quieres proteger los dientes, puedes seguir estas pautas.

Evita abrir la boca en el agua

Es un reflejo muy frecuente cuando buceas. Una de las mejores opciones es no abrir la boca bajo el agua para, en efecto, evitar el contacto directo con los productos químicos del cloro.

No hagas gárgaras

Claro está, hacer gárgaras o imitar a una fuente lanzando agua por la boca conlleva mantener el cloro en la boca durante un tiempo. Esta práctica sí que puede afectar a los dientes en mayor medida. Esto es común mayormente en niños y niñas que juegan en el agua.

Cepilla los dientes después de bañarte

Es muy recomendable cepillarse los dientes con una pasta fluorada tras bañarse. Esto mitiga la acidez del cloro y protege el esmalte contra los agentes que contiene.

Conclusiones finales

Normalmente, la salud bucodental no suele verse afectada en gran medida por el cloro de la piscina. Puedes disfrutar tranquilamente de un refrescante baño en verano y poner a prueba estos consejos para asegurar un efecto mínimo del cloro.

Compartir

 
10 principios de la atención bucodental que no puedes dejar pasar
17/08/2018Leer Más
Horario especial durante el mes de agosto
30/07/2018Leer Más
Principales complicaciones en la boca de los tratamientos contra el cáncer
20/07/2018Leer Más
¿El cloro de la piscina afecta a mis dientes?
04/07/2018Leer Más